Matices macristas

27 - 10 - 21


La conquista del sentido común
Saúl Feldman
Buenos Aires, Peña Lillo / Ediciones Continente, 283 págs.
2019

Se sospecha del sentido común porque las ideologías conservadoras lo usan para engañar desprevenidos de buena voluntad. Cuando se susurra al desgaire “sentido común” la desconfianza crítica lo homologa al pensar perezoso. Pero el sentido común gusta: es calentito, cómodo, tranquilo, sencillo y pacífico. No requiere experticia. Con solo mirar ya se lo tiene. De todos modos, es una lástima donárselo al inescrupuloso que se vale de su inherente candor para engrupir a la gente.

***

Saúl Feldman confronta el facilongo sentido común, exponiendo al lector sus flejes y tornillos que, dispuestos de determinado modo, conducen al engaño. Puede afirmarse con cierto tino que todo sentido común es engañoso. Feldman quizá concuerde con esto por elevación, es decir, no se juega a todo o nada contra el concepto. Más bien se circunscribe a analizar su utilización como estrategia política por los neoliberales de occidente, con énfasis en la exitosa versión autóctona, el macrismo. Las estrategias de que se ocupa el libro van de las más nimias – “revolución de la alegría” – a otras de más difícil digestión como disfrutar la incertidumbre”.

***

Entre los más simplotes de estos reclamos al sentido común está la máxima hacer lo que hay que hacer, que se utiliza en los más diversos lares. La frase sería útil en el escenario de salvar a un niño de que lo atropelle un auto. O de tener que encontrar algún remedio – ¿conchabo? – para no morirse de hambre. El lema es hacer lo que hay que hacer porque no queda otraLos defensores radicalizados del libre mercado recurren a esta máxima para justificar sacrificios…de los demás. Despedir trabajadores, tomar medidas económicas dañinas al bien común, privatizar bienes del Estado, desmantelar servicios sociales, negar conflictos, repudiar el pasado, la historia y otros, conocidos y padecidos por los pueblos en los interregnos neoliberales. La novedad es que los sacrificados, los “demás”, los “otros”, adhieren en números importantes a lo que se implementa en contra sus intereses:

La particularidad más sobresaliente de estas sociedades neoliberales, a diferencia de otras anteriores, es que (…) el trabajo de cincelamiento del alma cuenta con la colaboración activa, a veces entusiasta, de los mismos sectores afectados (168)

***

El libro salió en marzo de 2019. En los últimos meses de 2021 la pregunta por su vigencia resulta de cajón. Cristina Fernández de Kirchner ni siquiera había anunciado la bomba de elegir a Alberto Fernández para liderar y pelear las presidenciales; la pandemia no figuraba en el calendario. En vez de un par de años parece haber transcurrido un siglo. En las PASO del 12 de septiembre el macrismo se hizo agua la boca, mostró los dientes y notificó su disponibilidad para el ejercicio del poder, en breve. Con las derechas al acecho, vale la pena repasar sus astucias por lo cual la utilidad del libro es innegable.

Feldman ofrece un escrutinio de las estratagemas gastadas durante el cuatrienio en el poder de Cambiemos y antes del ajustado triunfo de 2015. Pese a lo que pasó entre diciembre de 2019 y fines de 2021, el libro no está datado. Al contrario, invita a meditar sobre el hecho – que varios teóricos del campo popular comparten y que tal vez sería oportuno problematizar – de que los factores económicos no son los decisorios en los resultados electorales. Los cambiemitas (PRO, “Juntos por…algo” o como se llamen) y todas las derechas del orbe apelan desde hace un tiempo a las emociones de los electorados que, como insinuamos, persuaden a trabajadores ocupados, desocupados y clases medias bajas; no solo clases medias altas y ricachones. Esas emociones parten del cinismo, es decir, desde la mentira descarada.

***

Raro para la sociología, o la comunicación (campos a los que se podría adscribir este trabajo), el volumen condimenta el análisis de las prácticas comunicativas macristas con ilustraciones y comentarios ingeniosos sobre películas que el autor emparenta con temas a desarrollarse en cada uno de los 16 capítulos del libro. Original y amena aproximación que anima a buscar los filmes citados, visionarlos (seguro que algunos de nuevo) y considerar la relación con la realidad que el autor propone y describe.

***

No me convenció el uso del neologismo “cinicracia” para describir a los militantes / funcionarios macristas. En mi opinión, “gobierno de los cínicos” hubiese sido suficiente y más apetecible en el área sonora. Lo mismo con cuadros, esquemas y enumeraciones – atractivos para adeptos al vocabulario de las ciencias sociales – que seguro ilustran, pero que este lector no los encontró útiles. Por fortuna para el trabajo el autor no se excede en el uso de estos recursos. Las explicaciones de duplas de términos como “vecinos” y “ciudadanos”, “juntos” y “unidos” y “cinismo” e “hipocresía” son, entre otros, momentos lúcidos del libro.

Feldman se esfuerza en dilucidar las trampas conservadoras de estos tiempos extraños sin asombrarse ni tomarlos en son de sorna en “un planeta fascinado por las opciones de derecha y las políticas de exclusión”. Trabajo sin reparos recomendable para extender la discusión entre los interesados en comprender el auge y las acechanzas reaccionarias que presenta la actualidad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

J.G. Maestro no quiere tanto a Julio

Libertad

Reivindicación de Sancho Panza

Alfredo Saavedra

A vuelo de pájaro