Entradas

Mostrando entradas de 2024

Archivo mínimo hallado en Word en una computadora vieja a punto de descartarse (II)

Imagen
  Vuelvo a pegar la cita de la entrevista a Jon Sobrino: -             ¿Has pensado por qué no te han matado a ti?”  Y me salió una respuesta tomada casi de antiguas vidas de santos: -             “Pues se ve que no soy digno”. Decíamos que el ser digno de ser matado acaso revela la pulsión sacrificial del que lucha contra los males del mundo. También anuncia la humildad de quien declara, “( P)ues se ve que no soy digno ”. No es gran misterio deducir quién “ ve ” que al que no se mata no se lo mata porque no hizo méritos suficientes. Jon Sobrino acepta humilde que la dignidad evaluada por el que lo mataría no es óptima, no alcanza para ser matado. Entonces, en lo que queda de la vida perdonada han de redoblarse los esfuerzos para la causa. La humildad de Sobrino extiende su alcance al rebajarse el valor de la vida propia respecto de los que sí fueron muertos, que eran mejores. *** Habrá sido el asombro de la entrega del que pese a sus trabajos no alcanza para mártir lo que m

Archivo mínimo hallado en Word en una computadora vieja a punto de descartarse (I)

Imagen
El título del archivo es “ 06 – 08 – 2007”. Dice así: -             “¿Has pensado por qué no te han matado a ti?”  Y me salió una respuesta tomada casi de antiguas vidas de santos: -             “Pues se ve que no soy digno”. Anoté hace casi 17 años al pie de la cita que se trataba de un reportaje de Jesús Ruiz Mansilla al cura español Jon Sobrino publicado en El País Semanal y reproducido por Pagina 12 . Como acontece con la mayoría de lo que leo no recuerdo el reportaje y eso que no pasó tanto tiempo. Tampoco la identidad del entrevistado, un jesuita sancionado por el papa Ratzinger. Se me cruzan pistas de por qué lo guardé. La más probable es la religiosidad que me interesaba investigar y luego olvidé entre los que luchaban contra la opresión: curas y militantes ateos y creyentes. Ahora que rescato la cita reconozco que me pudo conmover el candor de la respuesta, aunque tal vez no como en 2007. “No soy digno” compendia la pulsión sacrificial del sacerdote y del militante. Dignid

Utopía de energúmeno

Imagen
Acompañado por una imagen ingeniosa de Alfredo Sabat, que reproducimos, las que siguen son las primeras líneas de un artículo de Carlos Pagni para La Nación : “ … Javier Milei   anda en busca de la cuadratura del círculo. Aspira a llevar adelante una revolución. La que expuso con su discurso en Davos, donde se presentó como lo que sueña ser:  un reformador social que va detrás de una utopía” . Es aconsejable escaparle al binarismo, pero los liberales pensantes de la derecha además de sus agudezas también tienen cara de piedra. Pretenden vender una “revolución” – que no es sino “involución” – cuyos preceptos replican solo los simples. Quieren endilgar un cariz romántico al plan de un actor que se vale de frustraciones, furias y miedos colectivos para construir su personaje público. La utopía es inalcanzable, entre otros motivos, por su exceso de virtud. Apuntar hacia la utopía forma parte de lo que se reclama como incorruptible en el pensamiento y acciones de la humanidad, pese a su car

La ortografía en redes

Imagen
  A propósito de Roberto Arlt leímos que otro gran escritor, ya muerto y cuyo nombre nos reservamos, argumentaba que los errores ortográficos y sintácticos que cometía el autor de Los siete locos revelaban una señal de clase. La lectura de Arlt y las clases populares de su tiempo nos llevó al presente de la multitud de posteos en redes donde ocurren a menudo los horrores ortográficos. La primera reacción del alfabetizado es recomendar el uso de un diccionario para evitar burradas. Pero la buena conciencia impele a comprender que las faltas son consecuencia de la clase social de que se proviene. Los deslices dependen de cómo se leyó, se aprendió o se pudo leer en sectores sociales desfavorecidos. *** En las porciones humildes de la sociedad abundan celulares y otros dispositivos desde los cuales se accede a las redes que jóvenes usuarios aprenden a usar solitos y manejan con la idoneidad que falta a los veteranos educados cuando tratan de escanear un documento con esos aparatos inf

Equeco

Imagen
  La curiosidad por un pensamiento inteligente de derecha, las más de las veces, mata. El fin de semana se nos ocurrió darle curso a alguien de quien creíamos una persona no muy bien dotada en el plano intelectual pero con algunas agudezas: Durán Barba, el Equeco según el bromista del Turco Asís. En su artículo “ El caos, Zaffaroni y la red ” pretendimos que se nos revelasen mentises perspicaces al vapuleado progresismo pero en vez de eso hallamos un racimo de declaraciones enfáticas aunque sin referencias autorizadas u otra clase. Embates empaquetados en lustrosas datas y cargados de prejuicios, típicos de chingaqueditos. *** Había logrado despertar nuestra curiosidad el artículo con lo de la “ carne impresa ”, producto de avances científicos que nos permitirían vencer, entre otros, la contaminación planetaria…si se desregularan las trabas burocráticas que han aquejado siempre a la mayoría de los países tercermundistas y latinoamericanos. Gobernantes como el nuevo presidente argen

Elogio de la escritura amorosa

Imagen
Más placentero el gusto de escribir sobre enamoramientos que vivir enamorado. Hay en la retórica amorosa de escritores y escritoras un plus contable que parece desmentir la denuncia por una ausencia, que hace que el vivir sea una muerte en vida, y no solo porque los amores que matan nunca mueren, sino porque, a la vuelta de un adjetivo justo, o una imagen ingeniosa, el gusto de escribir hace olvidar el objeto y lo convierte en pretexto. Más placentero el gusto de escribir sobre enamoramientos que vivir enamorado. Hay en la retórica amorosa de escritores y escritoras un plus contable que parece desmentir la denuncia por una ausencia, que hace que el vivir sea una muerte en vida, y no solo porque los amores que matan nunca mueren, sino porque, a la vuelta de un adjetivo justo, o una imagen ingeniosa, el gusto de escribir hace olvidar el objeto y lo convierte en pretexto. “Un closet de cristal” Pero aun así (2023) María Moreno