El escribano jubilado que escribe su novela

 

Si sos jubilado y querés convertirte en escritor no le hagás caso a Juan José Saer. En una reseña del libro Una isla argentina de Alejandro Caravario, para elDiarioAr, otro Juan José (Becerra, flor de novelista), titea …. El rencor de Saer con “el escribano jubilado que escribe su novela” no tiene justificación. Está fundado en un prejuicio aristocrático, y en un indisimulable tufillo a concebir la novela, en todo caso a aceptarla, bajo la condición de que sea un asunto de profesionales, de entendidos en una materia de la que nadie está en condiciones de dar cátedra. Así que ya sabés, escribí nomás si esperaste tanto tiempo para jubilarte y no le prestés atención a normas que impliquen proscripción legisladas por oligarcas de la escritura como el gran Juanjo Saer.

ALS

albertoluissacco@guardaconellibro.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

Memoria caballar fallida

Épica de un escape

Una lectura straussiana del film "Pantera Negra"